Franny y Zooey – J.D. Salinger (1961)

El problema de ser más inteligente que el resto.  Franny y Zooey Glass son parte de un grupo de hermanos superdotados que supieron ser estrellitas en un programa de radio infantil. Franny, ahora preadulta, está inmersa en una crisis depresiva existencial y es Zooey quien trata de sacarla a flote mediante una y otra charla/discusión/sermón fraternal. Bessie Glass, una auténtica madre pesada, irlandesa y excesivamente melodramática le seca la mente a Zooey  y se va revelando todo el trasfondo familiar, incluyendo el suicidio de Seymour Glass, el más talentoso y sabio de todos los hermanos.

El libro es maravillosamente corto, puro diálogo -he ahí que parezca un guión- y las hojas pasan logrando que te sientas inmerso en medio de la interacción de los hermanos Glass. Los personajes entran y salen de foco, la historia se centra primero en uno y después en el otro, dejando a los secundarios en una nebulosa pero siempre lateralmente presentes. Salinger mismo califica su historia como una “especie de largometraje en prosa” y no hay mejor manera de describirlo: estás mirando una película a través de un libro.

Te vas a encontrar con mucha crítica psico-social y abunda en planteos religiosos. Por supuesto, Salinger toca de costado los mismos temas de desilusión y desencuentros juveniles que encontrás en el famosísimo Guardián entre el Centeno. Descontemos un humor sumamente sarcástico, un panal de ironías inteligentes y unos diálogos impresionantes que te dejan boquiabierto y te sacan sonrisitas en medio del subte.

Por último, se vienen dos datos de color: (i) La familia Glass es una ficción utilizada por Salinger en muchos otros cuentos y novelas (algo así como los Buendía para García Márquez), y en algún lado leí que uno de los  Glass sería el mismísimo personaje que relata en primera persona a El Guardián entre el Centeno; (ii) Wes Anderson usó la historia de Franny y Zooey para moldear la relación entre Richie y Margot en el guión de Los Excéntricos Tenembaum. Si bien Anderson le puso a estos dos un poco de pimienta incestuosa (factor ausente en Salinger), te vas a dar cuenta rápidamente de la presencia que tuvieron los Glass en la película. Más información acá: http://waystomakeyousee.wordpress.com/2012/12/22/j-d-salinger-the-novelistic-grandfather-of-wes-anderson/

 

The following two tabs change content below.

Comentarios

  1. […] Image via elselectoclubdelsello.com […]