La Parrilla de Darwin

Les estoy revelando uno de los secretos mejor guardados de mi grupo de amigos de la facultad. Quizás sea castigado por esta entrada, pero creo que un lugar de semejante nivel tiene que ser reconocido globalmente.

No les voy a mentir: no se llama La parrilla de Darwin, me acabo de fijar en internet y se llama Parrilla Don Jorge. Nunca había visto el nombre, y eso que habremos ido unas 7, 8 veces en el último año. Vamos muy seguido con mis amigos y se pide fuerte. O sea: me voy  de ahí roto de comer cada vez que voy, pero nunca pagando más de $100-120.

Las porciones son ridículas y la calidad un sólido 7,50. Claro, en Piegari te dicen que las porciones son para compartir pero te las cobran $250 mangos. Acá no, pedís una entraña (mi corte favorito del lugar), te cuesta los mismos $87 que en cualquier otra parrilla porteña, pero comen dos personas y media. Pedís una porción de papas y te traen un bowl del tamaño del que hace mi abuela para sus 9 nietos. Esto nos pasó de verdad: hace un par de semana pedimos unas mollejas y nos trajeron una tabla inmensa. Y al rato viene el mozo (que es un fenómeno) y nos dice chicos, había quedado esto de su porción en la parrilla, y nos trajo más.

Queda en Villarroel 1201, en la esquina con Darwin, a dos cuadras de Corrientes y Juan B. Justo, en Villa Crespo. La zona es bastante oscura, pero se estaciona en la puerta.

Para ir con los pibes a romperse: tiene El Sello.

PD: La parrilla es tan buena que no encontré ninguna foto en internet de ella. Pero encontré una gran foto de mi amigo Jere en la puerta de la parri. Todo suma.

The following two tabs change content below.
Si tiene El Sello, se consume a ciegas.

Latest posts by Sebastián Wilner (see all)

Comentarios

  1. jeremiasslauscius dice:

    un ratio (cantidad + calidad /precios) que tiende a infinito

  2. pablo wil dice:

    El Sello para esos pantalones, una barbaridad