Lattente

Después de tomarles el pedido a dos muchachas, el barista Daniel Cifuentes les pregunta si quieren azúcar. Ellas, desprevenidas, exigen dos sobrecitos cada una y Daniel las desafía: si no endulzan sus respectivos cafés, les regala galletitas. Así es Lattente. Ubicada en el corazón de Palermo Soho, esta pequeña cafetería asume una inquebrantable pedagogía del buen beber. Y, en este sentido, la consigna de los fundadores es clara: “cuanto más sabes, mejor vas a poder distinguir entre lo bueno, lo malo y lo feo del mundo del café”. Esos fundadores son el mencionado Daniel y Zehan – colombiano él, indonesia ella –, quienes se conocieron en Rusia siendo estudiantes y terminaron en Argentina con el objetivo de servir el mejor café de Buenos Aires. El pequeño local (renovado recientemente), los baristas (premiados en distintos certámenes), los equipos elegidos (molinos alemanes Mahlkönig, máquina Simonelli), las frases que decoran la pared, la discreta oferta gastronómica, todo parece gravitar en torno a un único punto: el café bien seleccionado, bien preparado y bien servido. Lattente utiliza granos de LAB, todos colombianos, con tuestes medios y rubios. La bebida insignia es, obviamente, el espresso, pero se ofrecen sus variantes con y sin leche, entre las que se destaca el Flat White (el cappuccino australiano). Además, se preparan algunas opciones frías e infusiones manuales con la Aeropress y la Hario V60. Existe la opción de comprar los granos para intentar imitar en casa lo que uno toma frente a la barra y con la compra del paquete de 250 gramos suelen obsequiar un espresso. De eso también se trata Lattente, de una cafetería atendida por unos dueños que hacen lo posible para que vuelvas. Un plus enorme es la presencia, los Sábados de 15 a 19, de Facundo Pereyra en la puerta del local con su bicicleta y su pastelería fresca. La oferta de Facundo cubre productos de varios orígenes, pero, sin duda, lo imperdible son los cannoli. Comiendo un cannolo de ricota y pistacho y tomando un espresso, uno puede imaginarse en un pueblo de Sicilia, pero no, estamos en Thames y Nicaragua, estamos en nuestra querida Buenos Aires.

The following two tabs change content below.

LucasAlvarez

Latest posts by LucasAlvarez (see all)